Estimados clientes:
Nos permitimos informarle que el seguro de automóviles está atravesando por una época de inestabilidad en precios y condiciones que hacen que las pólizas requieran especial atención de manera permanente.

Producto de la post – pandemia, el incremento de la tasa representativa del mercado TRM, la inflación y mayores costos logísticos de transporte, ha generado escasez de vehículos nuevos y su consecuente alza en el valor; este fenómeno ha generado un notorio incremento en el valor comercial de los vehículos usados. Esto implica que los vehículos usados están ganando valor, contrario al efecto de un mercado “normal” en el
cual se desvalorizaba.

De igual manera, el precio del seguro viene experimentando un aumento debido a las siguientes circunstancias:

1. Por algunos de los fenómenos económicos antes mencionados, se presenta escasez y mayor valor de autopartes, esto ha incrementado el pago de las aseguradoras en las indemnizaciones por daños.

2. De manera paralela, se ha incrementado el robo de vehículos, lo que genera un ajuste de parte de la aseguradora al calcular el precio del seguro.

La conjunción de estos factores económicos y sociales hace que el seguro de automóviles presente un mayor valor en las primas por efectos de la tasa de seguro y por el aumento del valor comercial de los vehículos.

Debido a que la aseguradora responde hasta por el valor que aparece en la póliza o el valor de la guía Fasecolda vigente (el menor de los dos). Es posible contrarrestar el efecto, incrementando el valor comercial del vehículo, solicitando el respectivo ajuste, teniendo en cuenta que se va a generar un cobro de prima adicional por el ajuste de la tarifa que hace la aseguradora.

Quedamos muy atentos a que nos confirmen si está interesado en efectuar el ajuste del valor asegurado y liquidar la consecuente prima adicional a su cargo.

Scroll al inicio